Una experiencia inmersiva en L´ Atelier des Lumières

Entrevista a Lisandro Carrasco
julio 30, 2022
Escultura social. Samuel D’Ippolito. Julio 2022. Tucumán, Argentina.
El arte de acción comunitario de D´Ippolito
julio 30, 2022
 

Una experiencia inmersiva en L´ Atelier des Lumières

Perf. A/C. Norma A. Juárez,

normajuarez05@yahoo.com.ar

Dpto. Artes Visuales. Facultad de Artes Universidad Nacional de Tucumán. Argentina.

De un tiempo a esta parte L´ Atelier des Lumières se hizo conocido a nivel mundial por el tipo de exposición inmersiva que propone. Este espacio de Arte Digital, el más grande del mundo en la actualidad, funciona en el antiguo edificio de una fundición en Paris, Francia. L´ Atelier des Lumières propone un nuevo modo de acercar el arte al público, pero no solo al público erudito. Esta propuesta, utiliza lenguajes populares como los videos y proyecciones en movimiento, masificando el arte y facilitando el dialogo obra-espectador.

Un poco de historia

En el año 2013 Bruno Monnier, presidente de Culturespaces, descubre la antigua fundición desocupada y decide proyectar un centro de arte digital en París. La familia Martín, propietaria del espacio, accede al alquiler del gran salón y sus anexos. En el año 2018 l´Atelier abre sus puertas recibiendo más de un millón de visitantes. Sus actividades, promedio anual, consisten en proyectos expositivos inmersivos digitales en torno a figuras emblemáticas de la historia del arte y su producción. En el año 2018 ofreció 4 exposiciones entre ellas Gustav Klimt y Hunterwasser, dans les pas de la Sécession viennoise. En el año 2019 ofreció 3 exposiciones entre ellas Van Gogh, la nuit étoilée. En el 2020 Monet, Renoir...Chagall y Voyages en Méditerranée e Yves Klein, l'infini bleu. En el 2021 ofreció 4 propuestas destacando Dalí, l’énigme sans fin y Gaudí, architecte de l’imaginaire.

En el presente año 2022 presenta 3 exposiciones: Cézanne, lumières de Provence; Kandinsky, L´odysée de l´abstrait y Recoding entropía. La propuesta Cézanne, lumières de Provence, es una pieza diseñada por Gianfranco Iannuzzi y el Estudio Cutback, que evoca el ambiente del taller del artista y su relación con la luz. El tema principal de la exposición es la naturaleza y los paisajes que inspiraron a Paul: bosques, parques y jardines, la Provenza con l' Estaque y la montaña Sainte-Victoire junto a las manzanas de sus naturalezas muertas y de su famosa obra Jugadores de cartas que nos aproxima emocionalmente a Cézanne durante aproximadamente unos 40 minutos. La propuesta Kandinsky L´odysée de l´abstrait posee una duración de 10 minutos; inicia con un recorrido por sus etapas figurativas con dejos impresionistas, puntillistas y fauvistas, para desembocar en un magnífico despliegue cromático y formal a través de sus obras abstractas más emblemáticas.

La misión del espacio

L´ Atelier des Lumières al decir de Bruno Monnier, Président de Culturespaces sostiene: “(…)"Le rôle d’un centre d’art est de décloisonner, et c’est pourquoi le numérique doit prendre sa place dans les expositions du XXIe siècle. Mis au service de la création, il devient un formidable vecteur de diffusion, capable de créer des passerelles entre les époques, de faire vibrer les pratiques artistiques entre elles, d’amplifier les émotions, de toucher le plus grand nombre (…)" [El papel de un centro de arte es descompartimentar, y por eso lo digital debe ocupar su lugar en las exposiciones del siglo XXI. Puesto al servicio de la creación, se convierte en un formidable vector de difusión, capaz de tender puentes entre épocas, de hacer vibrar entre ellas las prácticas artísticas, de amplificar las emociones, de llegar al mayor número de público posible]. Estas palabras de Bruno Monnier no pueden pasar desapercibidas. En la complejidad de nuestra contemporaneidad las nuevas tecnologías son el medio que privilegia este centro de experimentación L´Atelier Lumières para acercarse al campo del arte redimensionándolo. Y sostenemos esto simplemente porque no solo modifica el modo de presentar sino además el modo de experienciar al arte.

De la experiencia en sí

En general los proyectos de este centro toman la figura del artista con sus obras emblemáticas y/o periodos característicos a través de las cuales arman un recorrido dialógico. Pero ese recorrido dialógico excede la ortodoxia (los datos duros, reproducciones, epígrafes, etc.). Alguien sostuvo por el 2018 y cito: “Hoy esta ex fundición es un lienzo de 10.300 metros cuadrados, preparados para recibir proyecciones de diversos proyectos artísticos” sin embargo yo diría que es mucho más que eso; los 140 proyectores de vídeo láser junto a un sistema de sonido compuesto por 50 altavoces de última generación conforman el equipo multimedia que cubre 3300 metros cuadrados desde el suelo y su superficie pasando por las paredes de 10 metros de altura llegando hasta el techo (https://www.atelier-lumieres.com/en).La utilización de estos equipos multimedias permiten una interacción inmersiva con las obras cediendo a una ´percepción otra` que va más allá de la mera bidimensionalidad. Los responsables parten de obras, generalmente bidimensionales, para alcanzar la cuarta dimensión en la instancia pragmática. Los espectadores somos sumergidos no solo en un espacio expositivo, sino que además lo hacemos dentro de las obras sobredimensionadas que se proyectan en paredes y pisos. La experiencia vivencial es inmersiva, pero, ¿a qué referimos con este concepto? La definición de inmersivo se refiere como relativo o concerniente a, y alusivo al proceso o procedimiento de la inmersión. En cuanto a su etimología la expresión inmersivo proviene del sustantivo ´inmersión` y del sufijo ´ivo` que indica inclinación o capacidad para y que está relacionado con. El equipo responsable del Atelier des Lumières utiliza las tecnologías inmersivas como estrategia esencial de sus propuestas para provocar los ´para` y los ´con` pero ¿a qué remitimos con la expresión tecnologías inmersivas? Tomando como referencia conceptos del campo especifico (https://revistabyte.es/actualidad-it/inteligencia-artificial/tec-inmersiva/) las denominadas tecnologías inmersivas, persiguen precisamente eso, incorporar de alguna manera a las personas, en una especie de mundo virtual, paralelo al real, en donde los usuarios puedan realizar todo tipo de actividades.

En esta instancia podríamos aseverar que la gran apuesta del Atelier y sus proyectos está en el Publico del arte. Ese público sin importar su perfil que, al decir del crítico de arte Guido Ballo (Italia 1914-2010), podría ser común, oregiante, critico. Lo importante aquí no es el tipo de público, sino que se produzca la experiencia y experienciar, como bien sabemos, implica asumir un rol. En este sentido sabemos que los roles de los espectadores fueron cambiando porque el arte fue modificando en sus modos de hacerse y visibilizarse configurando parámetros. Por ejemplo, en el antiguo paradigma, se le solicitaba al espectador un dialogo intelectual; la experiencia con La Gioconda (1503) obra de Leonardo Da Vinci (Italia1452-1519) en el Museo del Louvre así lo reza. En lo que se reconoce como nuevo paradigma el arte se nos presenta abierto solicitando al espectador ser participe activo intelectual y físicamente pasando a ser co-autor; la experiencia con un penetrable de Jesús Soto (Venezuela 1923-2005) o con una instalación de Sol Lewitt (E.E.U.U.1928-2007) así lo determinan. Sin embargo, la experiencia como espectador de una exposición inmersiva parece ser otra. Considerando la experiencia in-situ en el Atelier sospecho que no solo puedo ser co-autor y parte-de, sino que además puedo condicionar mi experiencia perceptiva de las obras, del espacio y de su fisicalidad.... La inmersión no solo me permite recepcionar los datos a través de mis sentidos, sino que además la autopercepción de mi fisicalidad se somete a una nueva práctica; la empatía emocional me desplaza poniéndome en el ´lugar del otro y con los otros` de ahí que la compenetración con lo que en principio me rodea sea total.

El Museo de Arte Digital L´Atelier Lumières, acorde a los avances tecnológicos y las inquietudes de los espectadores del arte en el siglo XXI, abre sus puertas a un nuevo modo de experienciar. La innovación aquí no está dada en el modo en que Cezanne y Kandinsky produjeron sus obras allá por algunas décadas del siglo XIX y XX ni en las obras en sí mismas. La innovación aquí, en el siglo XXI, se da en la expansión de los límites del ´cómo exhibir y dialogar con la obra`. Las proyecciones multimedias sincronizadas magistralmente propician unos contextos espaciales que inducen al encuentro entre cuerpo, emoción e intelecto con ´lo otro`; desplegarse física y mentalmente a puro antojo descontracturado del ´deber ser` en la sala y dentro de las obras como en una de infantes con acciones relacionales induce a una especie de ardid existencial que desborda el límite entre lo real y lo ficticio… La efervescencia aprehensiva y emocional de esta experiencia inmersiva permite, sin dudas, que el sujeto determine su vivencia no tanto por el ´como debe ser` sino primordialmente según ´lo demanden sus emociones’ y tal vez allí radique el éxito de esta nueva modalidad expositiva. Imperdible¡¡¡

Cézanne, lumières de Provence

Cézanne, lumières de Provence. L´ Atelier des Lumières. Paris, Francia. Junio 2022

Kandinsky, L´odysée de l´abstrait . L´ Atelier des Lumières. Paris, Francia. Junio 2022

Kandinsky, L´odysée de l´abstrait . L´ Atelier des Lumières. Paris, Francia. Junio 2022

Perf. A./Contemporáneo, Lic. Norma A. Juárez. Docente investigadora categorizada. Prof. Asociada Cátedra: Teoría General del Arte.Taller II. T. V. Licenciatura en Artes Visuales. LAV. FAUNT. Tucumán, Argentina. Julio 2022