MARIANA CÁCERES Diseñadora de Interiores y Equipamiento

Diseñadora TERESITA CANDELA
julio 12, 2020
DAR VOLTA POR CIMA*
diciembre 21, 2020
 

ENTREVISTA A LA DISEÑADORA MARIANA CÁCERES

María Elna Cappelli

Eres Diseñadora de Interiores, egresada de la carrera de Diseño de Interiores y Equipamiento de la Facultad de Artes, UNT en el añ0 1995.

Como diseñadora habrás tenido que realizar trabajos de interiorismo, sin dudas, pero tu camino por lo que vemos se ha ido afianzando en el enmarcado y diseño de cuadros. Esto, si bien está íntimamente ligado al diseño de interiores no es algo usual como una suerte de “especialización”.

E: Contanos cómo se fueron dando las circunstancias hasta llegar a este presente que hoy no deja de sorprendernos.

MC: A penas termine la carrera comencé trabajando con patinas. Por aquel entonces esta técnica decorativa estaba muy de moda y realmente éramos pocos los que nos dedicábamos a ello por lo que fueron años de mucha producción. En sociedad con otra colega nos llamaban decoradores y arquitectos para intervenir en locales comerciales y viviendas. Fue una lindísima etapa, realmente nos divertíamos mucho. Entrabas en una vivienda y pasabas semanas por que por lo general hacias desde los muebles de un dormitorio hasta los de la cocina, paredes en toilettes, escaleras en fin, era una época en que se patinaba de todo!

Trabajábamos para decoradores y arquitectos en viviendas y locales comerciales. Pasábamos a veces semanas instaladas en un lugar trabajando durante jornadas enteras! Realmente fue una experiencia muy enriquecedora. En la que fui entrando de a poco en el medio aprendiendo sobre la marcha sobre los distintos, sus propiedades, las distintas opciones que había en el mercado, aplicaciones, técnicas, etc. El uso del color! Todo un campo apasionante para investigar. Hasta el momento, me movía en el plano de lo puramente ornamental y decorativo. En este andar el contacto con el cliente fue clave para afianzarme como profesional. Cuando salís de la facultad, realmente no estas preparada para la parte comercial, esto solo se aprende sobre la marcha. Con mi socia participamos de la primera casa DEA, ambientando uno de eso espacios, era un dormitorio juvenil en la casa Nougues. Trepadas en andamios tuvimos que pintar estampas florales todas las paredes que eran ¡altísimas!!!

El tiempo fue pasando y la moda también. Tuve que replantear mi especialidad y así fue como me vino a la cabeza empezar a enmarcar.

No tenía idea como se hacía. Me compre un libro básico de enmarcado, desarme un cuadro y empecé a investigar sola. Fue sencillo pero realmente me metí en un medio en el que no paras nunca de aprender. En 1996 me fui a bs as y en el instituto técnico de restauración hice mi primera capacitación. De ahí volví con una libreta llena de contactos y de datos que resultaron ser clave como dónde comprar los insumos, tema para nada menor. Este rubro tiene esta particularidad, los materiales que usas abarcan un amplio espectro: maderas, ferretería, cartones, vidrios, textiles, adhesivos, pinturas, herramientas, maquinas, etc. El campo de la restauración es capítulo aparte y es en realidad lo que más me gusta.

Cuando llegaban a mis manos marcos antiguos a los que les faltaba quizás, una parte del ornamento o que había que reintegrar partes faltantes también fui haciendo un camino aparte. Ahí es donde fueron clave las clases que tome con un maestro dorador peruano en Buenos Aires. Con el que aprendí la técnica antigua del dorado a la hoja.: tiza y cola caliente, bruñido con piedra de ágata, uso de la goma laca, patinas con barniceta y tierras naturales, etc.

E: ¿Cómo encaras los trabajos? Por qué el cliente te solicita determinadas imágenes o estilos, ¿o lo deja más librado a tu criterio?

MC:Depende el cliente, la mayoría es gente que me deja sus obras sin tener mucha idea de lo que quieren. Me las confían, y realmente es cuando uno trabaja más cómodo, con más libertad para poder elegir el enmarcado correcto.

E:¿En qué sentido tu formación te ha servido para encarar este camino tan singular?

MC: Mi formación fue clave, si bien es cierto el enmarcado es un trabajo de taller en el que tenés que resolver el montaje de una obra, montaje y protección de la obra, tiene a su vez un vínculo directo con la decoración del ambiente. Hay clientas que te buscan para que les hagas unos cuadros bien decorativos sin importar demasiado lo que va en el interior y ahí es donde hago mi aporte como diseñadora (foto marcos originales). Otros, llegan con obras de mucho valor y en esos casos, pasa a veces que sólo tenés que hacer el marco correcto, no el perfecto (nunca hay unas sola opción de marco) yo me inclino a decir que hay marcos correctos, no perfectos. Sí, más o menos lindos. Cuando elegís un marco siempre descartas otra buena opción.

Cuando los cuadros son para local comercial el marco nunca está fuera del proyecto. Es parte (foto bar “Los naranjos”) y en esos casos son trabajos multidisciplinarios, el que tenés que responder a lo que el artista espera para su obra, con las limitaciones o pautas del proyecto en sí. Me paso por ejemplo con de los cuadros del bar de un hotel frente a la plaza Independencia en los que los diseñadores me pidieron un formato totalmente desproporcionado con el tamaño de la obra. Realmente no entendía, hasta que me mostraron el proyecto y me di cuenta que no podía ser de otra manera. Si me preguntas cual fue la experiencia más linda que tuve, fue esta, sin dudas. No solo por la calidad de gente, tanto de la artista, como los diseñadores con los que trabajé, sino porque para mí significó un desafío muy grande por la complejidad en los enmarcados y los resultados fueron altamente satisfactorios. Hicimos un muy buen equipo. (foto tijera; inauguración marco con cúpula acrílico)

E: Algún trabajo que te haya gustado particularmente

MC: Vuelvo a decir, todos los que me significan un desafío. Esta actividad realmente la disfruto, trato de tomar trabajos que complejos que te lleven a tener que investigar y crear.

Alguna anécdota…

…Hablando de cuánto influye mi profesión, me paso una vez que los decoradores que me encargaron los cuadros para el hotel, ya llegando a la instancia final luego de más de un año de trabajo, me piden resuelva yo con total libertad unos vanos de gran escala en el descanso de una escalera muy importante, de mucho tránsito. Esos vanos tenían que convertirse en cuadros para colgar en el interior unos ponchos que, a pedido del dueño del hotel, debían estar enmarcados con mucho protagonismo. No tardé demasiado en advertir que me tenía que correr de ese lugar, que tenía que hacer en todo caso una “instalación”, dejando en manos de un artesano quien haría algo más que colgar esos ponchos”. Así es como convoque a una artista que con todo su talento hizo un trabajo bellísimo para sorpresa de todos los que esperaban otro cuadro mío… Como decoradora, supe que en este caso los ponchos lucirían mejor en una vitrina intervenidos por otras manos.

En lo que es la conservación y preservación de una obra es muy importante entenderla en sí misma. Cada obra tiene características especiales, particulares, pueden tener elementos en común con muchas obras, sobre todo cuando son de tipo tradicional, pero todo lo que es el arte contemporáneo nos lleva a los profesionales a pensar en la meterialidad, por que las propuestas, son diferentes, entonces cada obra se vuelve un enigma a resolver.

Hay obras que en sí mismas que tienen cierta problemática, entonces hay casos en los que se prueba, se ensaya, se sugiere; puede funcionar en un tiempo y en un tiempo no; entonces se vuelve a plantear otras alternativas. Este es el desafío constante que nos plantea el arte contemporáneo. Cada obra es un enigma y requiere de una solución pensada en función de su especificidad.

En el caso de la imagen de origami, es una obra en papel realizada con esa técnica. Muy difícil de colgar realmente. Los pliegues del papel tienden a distenderse por la gravedad. Uno la estudia en horizontal sobre una mesa, la analizas con detenimiento para ver de dónde la vas a colgar porque justamente la belleza de esta obra está en los pliegues y los planos que se van formando.

Algunos gravitan, otros apoyan con mucha sutileza logrando esos efectos de luces y brillos. Muy difícil realmente, por que después se cuelga y las partes de la obra que están adheridas generan tensiones y esas fuerzas pueden provocar deformaciones.

La obra en papel como estampas, acuarelas y dibujos, son de por si naturalmente frágiles y deben ser protegidas de posibles daños y deterioros. La selección de materiales para la manipulación y montaje es crucial. La obra en contacto con materiales ácidos puede sufrir serios deterioros por lo que los materiales deben ser químicamente estables y permanentes. Los adhesivos que se utilicen deben ser reversibles. Se debe proteger la obra en las condiciones de humedad y temperatura inapropiados, como también de la contaminación y partículas transportadas en el aire.

Muchas veces tu trabajo no termina cuando te retiran el cuadro, tenés que acompañar al cliente al momento de pensar el lugar apropiado para ubicarlo y cuando se trata de marcos de gran escala, incluyes el servicio de instalación.

DIE MARIANA CÁCERES

m.caceres1@hotmail.com