A 100 años de la Bauhaus. Experiencia didáctica de espacio y color.

BIBLIOTECA ABIERTA: LEONARDO y LINO. UN ENCUENTRO DE MAESTROS
diciembre 29, 2019
LA BAUHAUS Y LA FIGURA DE LA MUJER, EL DISEÑO MÁS ALLÁ DE LAS FRONTERAS
diciembre 29, 2019
 

A 100 años de la Bauhaus. Experiencia didáctica de espacio y color.

Dis. Ana María Rodríguez; Dec. Julio A. Magli; Mg. María Elna Cappelli

ana.rod.007@hotmail.com

elnacapp@hotmail.com

jam4232@hotmail.com

Este año se cumplieron 100 años desde que Walter Gropius fundara en 1919 en Weimar, Alemania,la Bauhaus. En un mundo que acababa de salir de la Primera Guerra Mundial, esta escuela vanguardista de arte, diseño, arquitectura y artesanía cambiaría definitivamente el modo de aprender, enseñar y concebir estas disciplinas.

Desde las asignaturas Lenguaje Visual I y Lenguaje Visual II, asignaturas del primer y segundo año de la carrera Diseño de Interiores y Equipamiento de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Tucumán, surge la inquietud de trabajar para recordar con nuestros alumnos este acontecimiento. Nos sentimos motivados para realizar la tarea consciente de buscar en nuestro quehacer cotidiano de enseñar y aprender, cómo se manifiesta su impronta. Este simple acto de reflexionar, de revisar formas, modos, contenidos y significados, nos trae a la conciencia la influencia que recibimos de los maestros de la Bauhaus.

Nos inspiramos especialmente en los cursos preliminares o Vorkurs, que era la base de la formación del alumno y que lo ponía en contacto con el conocimiento de los aspectos formales, cromáticos y materiales. El Suizo Johannes Itten fue el ideólogo y el primer director de los Cursos Preliminares en Weimar, entre los años 1919 y 1923, luego lo sucederían Lázló Moholy-Nagy y Josef Albers, cada uno los dirigiría de acuerdo con su ideología personal. Johannes Itten basaba su metodología en la experimentación y en la dialéctica de opuestos: entre intuición y razón, entre lo subjetivo y lo objetivo. Inspirado en la pedagogía de Rousseau, Pestalozzi o Montessori, propiciando la constitución de espacios para el desarrollo de las potencialidades individuales. Era relevante en la formación de los alumnos el autodescubrimiento personal y el desarrollo de la intuición y la creatividad. Los estudiantes investigaban todos los aspectos de la forma y su materialidad, así como los modos de interacción entre los mismos, al mismo tiempo descubrían sus potencialidades, talentos e intereses, iniciando de este modo su formación en

Lázló Moholy-Nagy, de formación más racional y alejada del expresionismo alemán, se inclina hacia el desarrollo de los aspectos técnicos y el conocimiento de los nuevos medios.

Albers se definiría por su inclinación hacia la cotidaneidad, la simplicidad, y en su profundización en el estudio de la forma en un exhaustivo tratamiento de variables morfológicas de formas geométricas despojadas de todo aspecto subjetivo. Su influencia es clara en Bruno Munari y Wucius Wong, llegando a las aulas de morfología hasta nuestros días a través de sus aportes sobre la gramática del lenguaje visual como base de la creación en el diseño .

La propuesta realizada a los alumnos nos permite poner luz sobre estos aspectos que definen los modos de entender la forma, el color y el espacio. Una experiencia colectiva con alumnos de primer año de la carrera, promediando el primer cuatrimestre, significa siempre un gran desafío, tanto para los estudiantes como para el equipo docente, la movilidad propia del nivel no permite asegurar con cuantos alumnos comprometidos se contará, ni el nivel al que alcanzarán en la práctica, dado que se diseña un trabajo individual como parte de un todo coordinado en una única experiencia de producción grupal.

Forma y color en el espacio, esa es la base de la propuesta que los alumnos reciben con agrado. Trabajan de modo individual sobre módulos bidimensionales, de base cuadrada, ranurados en el punto medio de cada lado, a los efectos de poder ser encastrados unos con otros para la construcción de una estructura de carácter extensional. En la exploración de las potencialidades en el espacio tridimensional, las formas geométricas pregnantes, sucesiones de círculos y triángulos equiláteros, expresan las cualidades del color a través de gradaciones de tono, valor lumínico y saturación.

Luego de semanas de trabajo intenso es grato descubrir el entusiasmo, alegría y esfuerzo conjunto que se manifiesta en la puesta de la obra, y en ese momento descubrir con gran satisfacción que ese fue el mayor éxito de nuestro pequeño homenaje.

Desde la cátedra Lenguaje visual II, la propuesta consistió en trabajar sobre la reinterpretación de las producciones de las principales figuras de esta escuela, ya sea desde las propuestas formales, elaboración de juguetes, textiles, equipamiento, diseño industrial y hasta la danza a elección de cada uno de los alumnos.

Las propuestas debían ser plasmadas en campos concretos (tridimensionales) de proporción y aplicar colores con conocimiento de la significación de los mismos, sí correspondía.

El objetivo principal fue hacerlos conocer e investigar sobre el movimiento Bauhaus, reflexionar sobre los alcances del mismo para poder apropiarse formalmente de estos conceptos y plasmarlos en un pequeño nuevo objeto con la mirada que la distancia implica.

Tenemos conciencia que resignificar una obra no es tarea sencilla, sin embargo, de la producción obtenida y de la experiencia en sí misma rescatamos fundamentalmente una gran sorpresa por parte de ellos al apreciar que muchas de las formas, objetos, tendencias de diseño proceden de estas raíces, y el compromiso y respeto con que se plasmaron las diversas propuestas.

Una experiencia altamente positiva a nuestro criterio.